Make your own free website on Tripod.com
  • ORIENTACIÓN PROFESIONAL. PROFESIONES CON INFRARREPRESENTACIÓN FEMENINA

A la página principal

Volver al Área de la mujer 

En teoría, la elección profesional es una opción que cada persona hace libremente según sus gustos y preferencias. Sin embargo, la realidad social nos muestra una clara división entre las profesiones elegidas por chicas y chicos, siendo las elegidas por ellos las de mayor prestigio social, mejor remuneración y mayor estabilidad.

         Las elecciones profesionales son claramente estereotipadas, ya que, de hecho, se realizan en función de los roles asignados a mujeres y hombres en una sociedad en la que persiste la división social en función del sexo.

         Legalmente todas las personas son iguales y teóricamente mujeres y hombres tienen las mismas oportunidades. Sin embargo, es evidente que las mujeres sufren una clara y continua discriminación en todos los aspectos y facetas de la vida. Esto se manifiesta durante todo el proceso educativo formal e informal, repercutiendo negativamente en las elecciones profesionales que hacen las jóvenes.

         Las concepciones que se han mantenido a lo largo de la historia sobre el trabajo y especialmente el femenino, siguen manifestándose en la escuela, libros de texto, medios de comunicación, la familia, y en el lenguaje. Los modelos que se ofrecen refuerzan psicológicamente los roles y estereotipos sexistas en las jóvenes, y perpetúan la discriminación y subordinación de las mujeres.

         Pensamos que en el proceso de orientación profesional que realizan las/los trabajadoras/es del INEM se debe contribuir a una orientación más amplia y profunda, en cuanto al trabajo y la organización.

          Esta profundización debe actuar sobre la capacidad de las mujeres para aprender a auto-orientar su vida laboral, y sobre todo en su motivación. Al menos, en lo que concierne a sus opciones profesionales básicas.

          La orientación debe contribuir a suscitar la adopción de una elección profesional y, a partir de ésta, a una inserción o reinserción y el ejercicio profesional satisfactorio.

          Las profesiones en las que las mujeres se encuentran infrarepresentadas son una nueva vía a conocer y explorar en su camino a la inserción laboral. Como posibles pautas a seguir destacaríamos las siguientes:

          — Informarse y orientarse sobre los campos profesionales más demandados (Observatorios Ocupacionales del INEM), concretamente sobre los procesos de trabajo y las condiciones organizativas y laborales en los sectores seleccionados.

        — Tomar conciencia de las propias posibilidades (aptitudes, habilidades e intereses) y de la adecuación de las mismas a los requerimientos profesionales y condiciones de desempeño de

las actividades relacionadas con la opción profesional escogida: propiciar la autorreflexión sobre la propia potencialidad ocupacional, así como el cambio y desarrollo de actitudes que se reviertan

en una mejora de la autoconfianza y de la motivación hacia la inserción laboral.

         En definitiva, el personal trabajador del Instituto Nacional de Empleo podría dar esa orientación o reorientación encaminada a detectar las habilidades de las mujeres y reconducir su opción profesional hacia sectores productivos donde haya más salida, con independencia de que se trate de puestos de trabajo tradicionalmente ocupados por hombres o mujeres.

A la página principal

 

Volver al Área de la mujer